Pasar al contenido principal

Usted está aquí

¿Cómo tratar la artrosis en las manos?

Enviado por administrador el Dom, 03/03/2019 - 20:10

¿Cómo tratar la artrosis en las manos?

Las manos son una de las partes más útiles de nuestro cuerpo. Las usamos en prácticamente todas las actividades que realizamos. Con ellas, agarramos, movemos y lanzamos objetos e incluso nos servimos de ellas para sostener nuestro propio cuerpo.

Es por eso que el diagnóstico de la artrosis de manos, además de causar dolor, rigidez, dificultad de movimiento e incluso deformidades en los dedos, también puede suponer un gran impacto psicológico en el paciente.

Sin embargo, la artrosis, si se trata correctamente, no es un impedimento para que el afectado pueda llevar una vida normal. Sus síntomas pueden reducirse e incluso hacerse desaparecer, aunque, para ello, es probable que debas cambiar algunos hábitos de tu día a día.

 

¿Qué es la artrosis de manos?

La artrosis en las manos se produce cuando el cartílago que une alguna de las articulaciones de los dedos se erosiona o se lesiona, impidiendo la correcta funcionalidad y causando dolor.

Aunque puede existir un componente genético en este tipo de artrosis, la mayoría de los pacientes la desarrollan por otro tipo de causas, como fracturas, inflamaciones, desgaste debido a la realización de trabajos manuales repetitivos, etc.

Por lo general, la artrosis de manos comienza a desarrollarse entre los 40 y los 50 años, aunque existen personas a quienes les aparece a edades más avanzadas o, en menor medida, a edades tempranas. A su vez, este tipo de artrosis es más común en las mujeres, aunque, por supuesto, también aparece en los hombres.

A pesar de que la artrosis de manos se puede dar en cualquier articulación, las más comunes aparecen en la base del pulgar, en la punta o en la articulación media de los dedos.

El síntoma más claro de este tipo de artrosis es la pérdida de fuerza en las manos, lo que dificulta la realización de algunas actividades cotidianas como abrir una puerta, comer con cubiertos o conducir.

Es mejor prevenir que curar. Por eso, si sientes molestias y rigidez en los dedos de las manos, por leves que sean, lo mejor es que acudas al médico cuanto antes. Será más fácil tratar la artrosis si se diagnostica en una fase temprana.

 

¿Qué puedo hacer si me han diagnosticado artrosis en las manos?

Si, tras realizar una radiografía, tu médico te diagnostica artrosis de manos, deberás seguir al pie de la letra cada una de sus indicaciones. El especialista conoce tu caso y te recomendará un tratamiento personalizado y específico para ti.

Por lo tanto, es importante que confíes ciegamente en él. Cualquier otro tipo de terapia alternativa será complementaria al tratamiento indicado por tu médico, pero nunca debería sustituirlo.

Así, existen distintos fármacos analgésicos y antiinflamatorios que, bajo receta médica, te ayudarán a mitigar el dolor y la hinchazón. Del mismo modo, los medicamentos de acción lenta, además de reducir las molestias, también contribuirán a proteger el cartílago y frenar el avance de la artrosis.

También existen ejercicios de flexión y extensión que ayudan a fortalecer la musculatura, así como estiramientos para manos y dedos para mejorar la capacidad de movimiento.

La introducción de las manos en un recipiente con agua caliente, parafina o productos balsámicos para el dolor articular también te ayudará a reducir la rigidez.

De hecho, si realizas los ejercicios y estiramientos con las manos dentro del líquido caliente, los resultados serán todavía mejores. Aun así, en caso de sufrir un episodio de alta inflamación, lo mejor es aplicar frío en lugar de calor.

Los expertos también recomiendan no forzar las articulaciones. Así, es preferible no sostener demasiado peso y no realizar esfuerzos demasiado grandes. La utilización de utensilios y aparatos que reduzcan el esfuerzo necesario para realizar las actividades diarias ayudará a mejorar tu calidad de vida.

Adicionalmente, la adopción de un estilo de vida saludable con una alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio con regularidad también contribuirán a reducir los síntomas de la artrosis de manos.

Como ves, es posible llevar una vida completamente normal pese a tener artrosis de manos. Así pues, si te han diagnosticado recientemente esta enfermedad, no desesperes. Haz caso a tu médico, emplea las terapias y prácticas que te hemos recomendado y adopta un estilo de vida saludable. Verás cómo, en poco tiempo, notas una mejoría.

¿Te han diagnosticado artrosis? ¿Quieres saber cómo prevenir la artritis? ¿Te gustaría saber cómo mantener tus articulaciones fuertes y sanas?

En el blog Artrosis y Artritis encontrarás todas las respuestas que estás buscando. Nuestro objetivo es que puedas convivir con estas enfermedades y llevar una vida plena. Por eso ofrecemos toda la información que necesitas sobre cómo prevenir y tratar estas afecciones. ¡Visítanos a menudo y síguenos en las redes sociales!

Te ha gustado ? 

Añadir nuevo comentario