Pasar al contenido principal

Usted está aquí

Analgésicos naturales, reducen el dolor, pero no regeneran ni curan.

Enviado por administrador el Mar, 10/01/2013 - 01:48

Analgésicos naturales, reducen el dolor, pero no regeneran ni curan.

Analgésicos, necesidad de comentarlos.

Os diré, que esta misma pregunta, me la hice…, y la respuesta fue qué —podría ayudar a evitar o reducir dolor—  sin olvidar que los analgésicos no regeneran ni curan la Artrosis ni la Artritis.

Mi objetivo en esta Web,

Es ayudar a las personas que por diferentes “circunstancias” se pudieran encontrar en la situación que tenía hace 2 años después de haber cumplido 82 años, y me diagnosticaron —Artrosis de la cadera derecha.

Con mis 82 años que tenía en aquella fecha, y con experiencia de más de 70 años con cambios continuos durante la guerra y en la pos-guerra, había aprendido, que las circunstancias son la que son, y aportan oportunidades si aceptas los cambios y buscas oportunidades.

La naturaleza, hace 4 cambios cada año.

De dimensiones muy difíciles de cuantificar…, y nadie se extraña… *son lo que son* y buscamos adaptamos a ellos. Partiendo de esta base decidí que cuando tuviera experiencia fruto de mi Artrosis…, es decir conocimiento e información, podría ayudar a los que tuvieran Artrosis.

Reconocemos lo que nos sucede en nuestro cuerpo, mediante determinadas señales que nuestros sensores repartidos nos remiten al cerebro el cual hace que nos demos cuenta de lo que está sucediendo, a través de acciones como el dolor y la inflamación, situado en la articulación, en el caso de la Artrosis.

Los analgésicos,

Son productos que se toman para evitar o reducir el dolor, pero no curan la enfermedad, solo evitan el dolor en muchos casos, de analgésicos, tenemos dos tipos…

Químicos y naturales.

Los químicos, son medicamentos de venta con o sin receta, tienen una gran ventaja respecto a los naturales, ya que alivian el dolor con rapidez, en cambio los naturales son lentos en obtener resultados, las ventajas de los analgésicos naturales, es que no aportan efectos secundarios, como la mayoría de los analgésicos químicos.

Debido a las consecuencias de los efectos secundarios, de los Productos Químicos, es aconsejarle que los recete un profesional, v. y g. un farmacéutico o un médico, debiendo de tener cuidado, con el resto que puede quedar después de tomarlo, para que no se emplee, sin la autorización del médico o del farmacéutico.

Hoy, debido las informaciones globales que podemos disponer, hay una tendencia a autu-medicarse, el aprender y estar enterado de lo que te sucede…, es bueno ya que puede ayudar a entender el tratamiento que tomaras, pero si te apoyas con los consejos de un profesional tendrás más seguridad sobre lo que hagas.

Los naturales, no producen efectos secundarios…, pero su actuación, es más lenta, sin olvidar que ambos analgésicos, no “curan” es decir no son un medicamento…, por lo cual la consulta con un profesional de la medicina mejor.

Saber tratar el dolor en el largo plazo para curar una enfermedad, es una prioridad del sistema médico, los remedios naturales a base de plantas analgésicas y anti-inflamatorias con dietas especiales y complementos alimenticios…, ofrecen una gama casi infinita de soluciones, a la medicina en la actualidad.

La tendencia actual, es centrarse en fortalecer la salud,

No en la enfermedad, cuya curación, está relacionada con la transformación de la persona, dando soporte a las fuerzas auto-curativas, la medicina convencional, no da suficiente apoyo a esta capacidad de remisión…, por ejemplo hacemos descender la fiebre cuando en realidad tiene una importancia enorme en el proceso de curación.

No necesitamos una medicina que suprima la fiebre.

Nos interesa que respecte al organismo, amplicando la medicina alopática, buscando ayudar al paciente en su proceso de auto-curación de forma personal que  estimulando el sistema inmunológico.

Si empieza con los analgésicos, para calmar dolores en el cuerpo o cabeza y prefiere las alternativas caseras…, le aconsejamos, tener presente ciertos alimentos naturales o infusiones:

Aceite de Oliva, contiene substancias naturales, que actúan igual que el ibuprofeno, y anti-inflamatorios no esteroideos, y no forma coágulos sanguíneos.

Aceite de Pescado, contiene ácidos grasos omega 3, que pueden parar la producción de substancias inflamatorias, como los leucotrienos y las citoquias, que son una de las causas de la Artritis.

Ajo, tiene muchas propiedades buenas, entre ellas la analgésica, cuando se aplica en el lugar del dolor, picado para reducirlo con un poco de sal o aceite.

Arándanos, es una fruta de pequeño tamaño, que poseen muchos anti-oxidantes, eliminando los radicales libres, reduciendo la inflamación de la mucosa en los intestinos, causante de muchos dolores.

Avena, tiene muchas buenas propiedades, la anti-inflamatoria, ideal para des-inflamar la zona pélvica en las mujeres, cuando tienen la menstruación, tomándola en el desayuno con leche, yogur o zumo de naranja.

Cúrcuma, contiene curcumina, que es un analgésico, que combate la inflamación y el dolor, incluso en la Artritis reumatoide.

Manzanilla, en infusión, des-inflama los músculos y tranquiliza los nervios, ayudando a reducir los dolores del cuello, espalda o cintura, aconsejando dos o tres tazas repartidas después de las comida.

Vinagre de Manzana, alivia la acidez, por ser un alcalinízante, sobre todo para el reflujo gástrico, aconsejando beber un vaso de agua con una cucharada de Vinagre de Manzana.

Uvas, empleándose para aliviar los dolores de la espalda, dolor típico del trabajo en un PC, o delante de un televisar. Al ser un anti-inflamatorio, ayuda a que circule mejor la sangre en la zona lumbar…, mejorando la sensación del dolor, en la espalda, cuello y hombros, con un vaso diario.

Te ha gustado ? 

Añadir nuevo comentario